domingo, 2 de agosto de 2015

Festival de Monólogos Teatro a una Sola Voz 2015 - Dicen que me parezco a Santa Anna ¡Y ni guitarra tengo!

Con la presentación de la obra “Dicen que me parezco a Santa Anna, y ni guitarra tengo” interpretada por el actor Isaac Pérez Calzada, concluyó el Festival de Monólogos 2015 “Teatro a una sola voz”. Este evento tuvo lugar en el Teatro Hidalgo, donde se presentaron de manera gratuita 7 unipersonales que disfrutaron más de 3 mil asistentes jóvenes y adultos, gracias a la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Colima, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes por medio de la Coordinación Nacional de Teatro.
En la clausura, Lic. Sergio Arturo Morales Hernández, Director del Teatro Hidalgo, expresó el beneplácito en la Secretaría de Cultura de Colima por el éxito obtenido en esta séptima edición del Festival de Monólogos y agradeció a nombre del Secretario de Cultura, Rubén Pérez Anguiano, la presencia y el interés del público colimense, que da sentido a las gestiones y esfuerzos interinstitucionales. De igual forma extendió el agradecimiento a las instituciones participantes, en especial a Juan Melía, Coordinador Nacional de Teatro, por el apoyo que ha derivado en exitosos proyectos como este, en los últimos años
Durante siete días, el Teatro Hidalgo fue sede de este evento que presentó la selección de monólogos surgida tras la convocatoria lanzada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y el CONACULTA. Los monólogos para la edición 2015 del festival fueron: “Patán, monólogo para un perro cuya vida es sueño” (Jalisco), “A lo mejor te encuentro (y cuando te encuentre voy a abrazarte mucho)”(Michoacán), “Scaramouche Jones” (Reino Unido), “Mr. Bright” (Querétaro), “Avestruz no vuela, mexicano” (Aguascalientes), “La hora del diablo” (D.F.), y “Dicen que me parezco a Santa Ana ¡Y ni guitarra tengo! (D.F.)
Dramas con una fuerte crítica social, historias policiacas, otras cargadas de misticismo, de traidores y patriotismo, piezas que combinaron la danza contemporánea con el teatro físico y de objetos. Todo ello comprendió el abanico de opciones con el que el público colimense pudo disfrutar lo mejor del teatro unipersonal contemporáneo en México.